Arbitraje Acelerado

Arbitraje Acelerado

El Centro se encarga de notificar a la parte demandada, para que lo más pronto posible se lleve a cabo una conferencia telefónica, en la cual se explicará de manera detallada el procedimiento a seguir. En este caso la parte demandada presenta su escrito de contestación a la demanda, y en su caso reconvención.

 

Una vez celebrada la conferencia, se designa a un Árbitro, quien estudiará los documentos presentados por las partes y podrá celebrar una audiencia para escuchar a las partes.

 

El procedimiento está diseñado para que en un promedio de 30 días, contados a partir de que el árbitro toma el expediente podamos tener un Laudo.

De esta forma las personas físicas y morales pueden resolver sus controversias sin tener que recurrir a trámites estresantes, costosos, prolongados y con mucha pérdida de tiempo.

 

Acudir al Arbitraje Acelerado tiene muchas ventajas y es un mecanismo ideal para las controversias que no excedan de $1, 500, 000. 00 (Un millón quinientos mil pesos M.N. 00/100).

 

Otra razón importante para considerar el Arbitraje Acelerado, es que no se requiere forzosamente la asistencia de un abogado, lo que significa que el trámite del arbitraje lo puede llevar directamente el comerciante, con un ahorro importante de recursos económicos.

 

A través de estos Mecanismos Alternos a la Solución de Controversias, basados en la autonomía de la voluntad de las partes, se fortalece la participación de los ciudadanos en la resolución de sus controversias jurídicas haciéndoles partícipes directos y activos.