Elaboración de Reglas Procesales

Sugerencias a los Árbitros para la elaboración de Reglas Procesales

 

Comisión de Mediación y Arbitraje Comercial
De la Cámara Nacional de Comercio de la
Ciudad de México

 

 

Finalidad
Estas sugerencias tratan cuestiones que el tribunal arbitral puede proponer a las partes para establecer ciertas normas procesales que faciliten el procedimiento. Su adopción dará certeza acerca de la forma en que, las partes y el tribunal, deben actuar en el procedimiento, para facilitar su conducción. Por ello conviene que el tribunal proponga a las partes textos como los que aquí sugerimos, escuchen sus opiniones y adopte un juego de reglas procesales apropiado.

 

Las reglas que proponemos consideran algunas cuestiones que son comunes en los arbitrajes. Debe tenerse presente, además, que cada arbitraje tiene características peculiares que justifican la adopción de otras reglas o la modificación de las que aquí sugerimos. Igualmente, conviene tener presente que, conforme transcurre el arbitraje y se conocen sus particularidades, surgirán cuestiones que motivarán la modificación de las reglas iniciales y la adición de otras nuevas.

 

El Reglamento de Arbitraje de la Cámara Nacional de Comercio de la Ciudad de México (Reglamento de Arbitraje) ("Reglamento") y el Código de Comercio ("Cco"), establecen un marco legal flexible y completo para el procedimiento arbitral. Sin embargo, en beneficio de la flexibilidad y la adaptabilidad del arbitraje, esos cuerpos legales son de carácter general y la mayoría de las cuestiones concretas queda sujeta al acuerdo de las partes o, en su defecto, a la decisión del tribunal arbitral. Esta circunstancia justifica que los árbitros experimentados se preocupen, desde el inicio, de proveer una guía, mínima, de carácter procesal.

 

Carácter no vinculante

Estas sugerencias no constituyen normas vinculantes para la Comisión, la Secretaría General, los árbitros o las partes. La Comisión, la Secretaría General y los árbitros podrán utilizar estos lineamientos según estimen conveniente y no tendrán que dar razones cuando decidan no tomarlos en cuenta o separarse de ellos. En ningún momento los lineamientos limitan el poder del tribunal arbitral de conducir el arbitraje de la manera que considere apropiada, de acuerdo con el Reglamento de Arbitraje y los acuerdos de las partes.

 

En consecuencia, no forman parte del Reglamento de Arbitraje, ni son normas complementarias o supletorias del mismo. Su contenido no modifica los convenios de las partes, el Reglamento de Arbitraje, el Estatuto de la Comisión o la Declaración de Principios. Sólo resultarán obligatorias en la medida en que se adopten dentro de un procedimiento arbitral.

 

1. CONSIDERACIÓN GENERAL

En caso de que se convengan, en todo o en parte, estas reglas procesales u otras adicionales conviene que el tribunal las ponga en vigor y las comunique a las partes en una orden procesal. Es muy importante que se considere siempre la facultad de modificar las reglas, tal y como se propone abajo en la Sección 7.

 

1.En el caso de árbitro único, en donde dice "tribunal arbitral" o Presidente, la referencia debe hacerse al árbitro único.

 

En todo momento, el tribunal arbitral debe tener presente que el Título Cuarto del Libro Quinto del Cco no admite la supletoriedad de las disposiciones procesales de los otros títulos del mismo libro, ni de cualquier otra disposición legal de carácter procesal en cuanto a la conducción del procedimiento. Los árbitros deberán conducir el procedimiento de acuerdo con lo que las partes acuerden y, en su defecto de la manera que estimen pertinente, pero siempre dando trato igual a las partes y dándoles oportunidad de defender sus derechos (Reglamento artículo 20.1, Cco artículos 1434 y 1435). En cuanto a la recusación debe estarse a los artículos 1428 y 1429 Cco.

 

La forma en que se encuentran redactados los párrafos siguientes es la forma en la que los árbitros podrán redactar la orden procesal correspondiente.

 

2. RESPECTO A LOS ESCRITOS

2.1 Las partes deberán esforzarse en que sus memoriales, y los anexos a los mismo, sean cortos, claros y al punto. Deberán evitar, en lo posible, las repeticiones y el abuso de prácticas como las de cortar, pegar y fotocopiar.

 

2.2 Las partes deberán presentar sus exposiciones de hechos de manera detallada, clara y completa, y deberán responder específicamente a las afirmaciones de hechos realizadas por la otra parte.

 

2.3 En todos los escritos presentados al tribunal, las partes deberán dividir sus exposiciones de hechos en párrafos numerados consecutivamente. Asimismo, deberán indicar con títulos los capítulos o secciones en que se dividan sus memoriales. Conviene que cada memorial tenga, al inicio, un índice.

 

2.4 Tras cada exposición de hechos, las partes deberán identificar, siempre que sea posible, las pruebas presentadas o que vayan a presentar en apoyo de dicha exposición.
Comunicaciones electrónicas

 

2.5 Salvo que otra cosa se acuerde en casos específicos, todas las comunicaciones, escritos y sus anexos, se remitirán por correo electrónico, archivos compartidos u otros medios semejantes. Para este efecto, las direcciones del tribunal, de la Secretaría General y de las partes son las que siguen:
a. Demandante:
b. Demandada:
c. Arbitro:
d. Secretaría General:

Dirección o datos del archivo compartido
[Estas direcciones deberán llenarse como sea necesario en el caso]

 

2.6 Cuando se remitan documentos en los términos del párrafo anterior, y salvo que otra cosa se convenga o lo determine el tribunal, no será necesario remitir, además, documentos impresos y firmados.

 

2.7 Cuando una parte remita más de una vez un memorial o cualquier clase de comunicación, deberá hacer las indicaciones necesarias para que el tribunal, las partes y la Secretaría sepan que se trata de una repetición y no de un escrito diferente.

 

2.8 Cuando las partes remitan escritos y sus anexos por correo electrónico a las direcciones señaladas, las comunicaciones y anexos se deberán tener por presentados en la fecha de salida del correo electrónico. Los destinatarios deberán acusar recibo y serán responsables de las consecuencias que produzca la omisión del acuse de recibo.

 

2.9 En relación con las comunicaciones electrónicas, se entenderá:

 

2.8.1 Que una comunicación satisface los requisitos legales de la forma escrita si la información consignada en su texto es accesible para ulterior consulta.

 

2.8.2 Que una comunicación o escrito anexo a ella satisface los requisitos legales de la firma si conforme a los usos del comercio electrónico, de los datos consignados en el correo electrónico, documento anexo o comunicación se identifica a su autor y aparece que éste aprueba su contenido. En todo caso, si una parte considera que una comunicación electrónica de la que tiene conocimiento no debe considerarse firmada por dicha parte deberá hacerlo valer sin dilación. La falta de oposición u observaciones hará que se tenga el documento como auténtico.

 

3. RESPECTO A LOS DOCUMENTOS

3.1 Las partes deberán identificar cada documento presentado al tribunal arbitral, incluyendo sus escritos, con un número diferente. Cada documento presentado por la(s) Demandante(s) comenzará con las letras "[aquí insertar una identificación adecuada y numeración progresiva; por ejemplo, A1, A2, etc.]" seguidas del número correspondiente. Cada documento presentado por la Demandada(s) comenzará con las letras "[aquí insertar una identificación adecuada y numeración progresiva; por ejemplo, D1, D2, etc.]" seguidas del número correspondiente.

 

3.2 Las partes deberán presentar todos los documentos con una lista que indicará por cada documento el número, la fecha, el tipo de documento, el autor y, en su caso, el destinatario. Deberán organizarse y presentarse, con separadores que permitan su fácil consulta. Cuando sean escritos y anexos remitidos por vía electrónica o en dispositivos informáticos de memoria, se hará en carpetas con índices que permitan su acceso en forma semejante a las carpetas y anexos documentados, sin necesidad de tener que hacer búsquedas, o abrir los documentos para conocer su contenido.

 

3.3 Las partes deberán presentar los documentos con aquellos escritos que se refieran expresamente a ellos. En casos excepcionales, y de resultar apropiado tomando en cuenta todas las circunstancias, el tribunal podrá permitir a una parte presentar documentos adicionales en una fecha posterior.

 

3.4 Todos los documentos se deberán presentar en el idioma en el que originalmente fueron redactados. Si lo estimare necesario, el tribunal pedirá a las partes la traducción de aquellos pasajes que sean pertinentes. En este supuesto, con el fin de facilitar su manejo, las traducciones deberán ser paginadas de la misma forma que el documento original.

 

3.5 Salvo en lo relativo a la numeración, las reglas mencionadas en los apartados 2.1 a 2.3 no serán aplicables a aquellos documentos presentados por las partes con anterioridad a la aprobación de las Reglas de Procedimiento.

 

3.6 Todos los documentos presentados al tribunal arbitral, incluidos originales y copias, se tendrán por auténticos y completos, salvo que sean objetados sin dilación por la otra parte.

 

3.7 A petición de una de las partes, o por su propia iniciativa, el tribunal arbitral podrá ordenar a cualquier parte la presentación de un documento que se halle en su posesión, o bajo su poder o control. Dicha petición de presentación deberá identificar el documento con precisión, además de establecer su relevancia. El tribunal arbitral gozará de la discreción de decidir sobre dicha petición atendiendo a los legítimos intereses de la otra parte, incluido el relativo a la confidencialidad y a las circunstancias concurrentes al caso. El tribunal arbitral y la parte contraria garantizarán la confidencialidad de todos los documentos presentados por la otra parte, de los que harán uso únicamente en relación con el presente arbitraje. El tribunal arbitral podrá emitir las órdenes procesales que estime convenientes para establecer los términos de dicha confidencialidad. Todo ello sin perjuicio del resto de las obligaciones de confidencialidad que dimanan del arbitraje.

 

3.8 Salvo que expresamente se convenga lo contrario, el manejo del expediente quedará a cargo del Presidente del tribunal arbitral o del Árbitro Único. Cuando una parte o autoridad solicite copia del expediente bastará con una copia electrónica del expediente que lleva el Presidente o Árbitro Único.

 

4. RESPECTO A LOS TESTIGOS

4.1 Por cada testigo, se deberá presentar una declaración testimonial por escrito y firmada, salvo que la parte que lo presenta no pueda obtenerla; lo que deberá hacer saber con toda oportunidad y expresando circunstanciadamente las razones que tenga. El tribunal arbitral fijará la fecha en la cual cada parte habrá de presentar sus declaraciones testimoniales.

 

4.2 Cualquier persona podrá prestar testimonio en calidad de testigo, incluyendo directivos, empleados u otro tipo de representantes de las partes.

 

4.3 Cada parte será responsable de la comparecencia de sus propios testigos en la audiencia correspondiente, excepto cuando la otra parte haya renunciado a su derecho de repreguntar al testigo y el tribunal arbitral no requiera su presencia.

 

4.4 Cada parte sufragará los gastos que origine la comparecencia de sus testigos. El tribunal arbitral decidirá sobre la asignación de dichos gastos en el laudo final.

 

4.5 A petición de una de las partes, o por su propia iniciativa, el tribunal arbitral podrá requerir la comparecencia de un testigo.

 

4.6 En caso de que un testigo no comparezca tras su primera convocatoria, el tribunal arbitral podrá ordenar su ulterior comparecencia si considera que existió un motivo suficiente que justificase su falta de comparecencia y su testimonio fuese relevante.

 

4.7 El tribunal arbitral podrá permitir a un testigo dar testimonio sólo por escrito si éste adujese una razón suficiente para no comparecer en la audiencia en la que se le requirió, una vez tenidas en cuenta las circunstancias del caso. Excepcionalmente, el tribunal arbitral podrá también tener en cuenta el testimonio de un testigo que no compareció en la fecha indicada ni alegó motivo válido para no hacerlo.

 

4.8 El tribunal arbitral podrá emitir una orden procesal relativa al idioma en que los testigos rendirán su testimonio y los requisitos relativos a la traducción de cualquier testimonio realizado en un idioma distinto del idioma del arbitraje.

 

4.9 En la audiencia, los interrogatorios de los testigos podrán proceder de la siguiente manera:
a) La parte que haya propuesto el testigo podrá interrogarle brevemente, si estimase necesario completar su declaración testimonial.
b) La parte contraria podrá entonces proceder a su contra interrogatorio.
c) La parte que propuso el testigo podrá a continuación hacerle preguntas en relación con las cuestiones o aspectos que hayan sido objeto del contrainterrogatorio; y
d) El tribunal arbitral tendrá la posibilidad de interrogar al testigo en cualquier momento antes, durante o después del interrogatorio por cualquiera de las partes.

 

4.10 El tribunal arbitral tendrá completa discreción sobre el procedimiento para oír declaraciones de los testigos. El tribunal arbitral podrá:
a) rechazar la comparecencia de un testigo si considerase que los hechos sobre los que iba a prestar declaración están probados o son irrelevantes;
b) limitar o eliminar el derecho de una parte a interrogar a un testigo cuando considere que una determinada cuestión ya ha sido cubierta por otra prueba o es irrelevante; o bien
c) ordenar que un testigo vuelva a comparecer para formularle las preguntas adicionales que estime apropiadas en cualquier momento.

 

4.11 El tribunal arbitral podrá hacer excepciones a estas reglas sobre la prueba testimonial si lo encuentra justificado o conveniente para cumplir con su mandato.

 

5. RESPECTO A LOS EXPERTOS

Nota de carácter general
5.1 Antes del nombramiento de expertos el tribunal arbitral y las partes revisarán las Recomendaciones para el Desahogo de la Prueba Pericial realizadas por la Comisión, las cuales pueden consultarse en www.arbitrajecanaco.com.mx

 

5.2 Cada parte podrá recabar los servicios y presentar los dictámenes de uno o más peritos al tribunal. Las reglas del punto 3 que precede se aplicarán por analogía a los dictámenes de los expertos. Se entenderá que la declaración testimonial será sustituida por la declaración del experto, en el cual se expondrá la opinión y conclusiones del experto, además de los hechos, pruebas, información y metodología utilizados para llegar a dichas conclusiones.

 

5.3 Cuando el tribunal arbitral estime conveniente designar un experto se procederá en los términos del artículo 32 del Reglamento. En consecuencia, el tribunal arbitral podrá, de propia iniciativa o a requerimiento de una de las partes, nombrar uno o más expertos. El tribunal consultará con las partes acerca de la selección, la misión y las conclusiones de tales expertos. El tribunal podrá, de propia iniciativa o a petición de una de las partes, pedir declaración oral a dicho experto o expertos. Los lineamientos mencionados en el punto 3 que precede serán de aplicación analógica a dichas declaraciones.

 

6. RESPECTO A LOS PLAZOS

6.1 El tribunal arbitral establecerá los plazos que regirán cada fase del arbitraje.

 

6.2 El Presidente del tribunal arbitral podrá prorrogar los plazos cuando lo estime necesario o apropiado. El Presidente únicamente concederá prórrogas de forma excepcional y a condición que la petición de prórroga se realice sin demora justificada.

 

7. MODIFICACIÓN A ESTOS LINEAMIENTOS

7.1 Cuando lo encuentre conveniente o apropiado para dar oportunidad a las partes de defender su derecho y darles trato igual, o para la eficaz administración del arbitraje, el tribunal arbitral podrá suprimir o modificar estas reglas. Para ello, deberá oír a las partes y darles conocimiento oportuno de las determinaciones correspondientes.